Ventajas y desventajas del trabajo desde casa

¿Es el trabajo remoto el futuro del sistema laboral?

6:00. El despertador suena como cada mañana para dar comienzo a una nueva jornada laboral. Te levantas aun medio dormido de camino a la ducha, te haces un rápido desayuno y quizá una breve sesión de gimnasio (para los más activos), coges el coche y te adentras en la jungla de asfalto para pasar la siguiente hora en un atasco.

Si es ese tu día a día puede que estés de suerte ya que Amazon ha comunicado recientemente que más del 40% de sus puestos laborales en todo el mundo son desarrollados a distancia. Y si lo ha empezado a desarrollar un gigante tecnológico como Amazon, deberíamos empezar a darnos cuenta de que las cosas están cambiando. De hecho, Amazon no es la única empresa tecnológica que apuesta por el trabajo remoto, otras grandes empresas como KPMG, Microsoft, Facebook o el propio Google disponen de un alto porcentaje de trabajo realizado desde fuera de sus sedes centrales.

En un mundo globalizado y dominado por los espacios de trabajo virtuales cada vez es más viable la idea de un futuro libre de atascos, madrugones para llegar a tiempo, horas de tránsito perdidas y momentos incómodos en la hora de la comida. Si algunos de los gigantes corporativos empiezan a dar los primeros pasos en creación de trabajos remotos significa que un cambio de tendencia se aproxima. Recordad que esta tendencia se ha repetido en el pasado con ejemplos como el de Henry Ford, que modifico el sistema de producción industrial mundial gracias a que se le ocurrió usar cadenas de montaje; o el de Facebook cuando Mark Zuckerberg decidió que todo el mundo debería tener un perfil social publico y cambio la forma de interactuar de la población mundial.

No hace falta irnos muy lejos para empezar a notar la tendencia. Según el INE, actualmente el 21,8% de las compañías en España tienen personal que realiza al menos media jornada a la semana fuera de la sede de la empresa a través de herramientas telemáticas. Un año antes era el 21,6%. En 2009 era el 16%. Esta práctica es mayor en las grandes compañías (de más de 250 empleados), donde llega casi al 60%, mientras que en las de menos de 10 empleados solo alcanza al 18%. Los datos confirman la tendencia en crecimiento del «trabajo desde casa». Este tipo de cambio se está viendo plasmado en sectores como televentas, informática o marketing y ya hay posiciones orientadas al trabajo remoto como la de programador, diseñador gráfico o consultor seo.

Sin duda esto cambiaría la calidad de vida de muchos trabajadores que sacrifican parte de su ámbito personal para desempeñar un trabajo presencial y daría pie a una reducción masiva de los costes para las empresas al no tener que mantener una oficina activa o, incluso, no tener ninguna en absoluto. De hecho, muchos países como Finlandia, Chile o México ya usan este sistema de forma habitual y, aunque parezca contradictorio, la tendencia sugiere un aumento de la productividad debido a la liberación de estrés y aumento de la comodidad.

Pero no es oro todo lo que reluce, ¿cuáles son las desventajas del trabajo remoto?

La primera y más evidente proviene de la confianza depositada por las empresas en sus empleados.

Muchos son los casos de trabajadores que no han cumplido los objetivos establecidos tras haber comenzado un régimen a distancia. Algunos trabajadores pueden volverse vagos o perder la motivación al trabajar en un ambiente mucho más tentativo.

Otra desventaja podría ser la falta de control sobre horarios, reuniones, reportes o la falta de regulación al respecto. Queda claro que para que una empresa decida apostar por el trabajo a distancia debe tener confianza en sus empleados y ser muy organizada en términos corporativos.

También es evidente que este tipo de modelo requiere un domino elevado de tecnologías para poder sobrellevar reuniones, informes, cursos o desarrollo de productos.

Los nómadas virtuales

Una forma de trabajo a distancia en pleno crecimiento es la de los «nómadas virtuales».

Principalmente asociada a blogueros, youtubers y freelancers, esta forma de vida ha ido ganando impulso por carecer de todo tipo de asociación corporativa tradicional. Coge tu ordenador, cámara y teléfono móvil y podrás montar tu negocio sin pisar una oficina.

Sin duda es incierto el futuro de este estilo de trabajo. ¿Podrá la sociedad actual adaptarse a un entorno laboral virtual? ¿Serán capaces las empresas de confiar en el rendimiento de sus empleados de forma remota? ¿Serán, a su vez, los trabajadores del futuro capaces de adaptar sus rutinas al ambiente familiar y apacible de su propia casa?

Amazon ha marcado el camino, en unos años sabremos cuantas son las empresas que copian esta forma de trabajo.

 


Consultor SEO pablo lopez

Autor del post: Pablo López

Consultor de Marketing Digital y Posicionamiento SEO

https://www.pablolopezseo.com

www.facebook.com/pablolopezseo


Deja un comentario